Bitcoin, las remesas desde EEUU y la parálisis del gobierno mexicano

Bitcoin, remesas desde EEUU y parálisis del gobierno de México

El Bitcoin es una moneda digital que, a pesar de no gustarle a las autoridades financieras mexicanas –la Condusef y Banco de México alertaron sobre su uso–,  podría convertirse en una alternativa para que las familias mexicanas continúen recibiendo remesas desde Estados Unidos si las amenazas del presidente electo Donald Trump llegaran a cumplirse.

En otras palabras, el Bitcoin es dinero también y como tal es un medio de cambio que, luego de ser convertido a pesos, podría servir para que las familias mexicanas continúen recibiendo recursos desde Estados Unidos y el gobierno mexicano podría explorar esa posibilidad tal y como el gobierno de India lo está haciendo.

¿Pero qué es el dinero?

Si partimos de la idea de que el dinero es una convención, un acuerdo de la sociedad humana para asignarle valor a un mineral como el oro, o bien a un objeto (los billetes bancarios o los cheques), será más fácil comprender que el Bitcoin es una moneda digital que a pesar de no tener representación física cumple con las condiciones que debe tener  cualquier cosa para ser considerada un medio de cambio, es decir dinero.

Para que cualquier cosa sea considerada medio de pago debe tener una aceptación general, es decir que todos aquellos interesados en intercambiar valor deben aceptarla como un equivalente del precio de sus mercancías, esta condición se cumple con los usuarios de los bitcoin.

Por otra parte, las cosas usadas como dinero deben ser depósito de valor, es decir que deben conservarlo, por eso no pueden usarse objetos perecederos como flores o comida; la infraestructura que soporta el bitcoin y sus participantes permite que conserve su valor.

Como unidad de cuenta el objeto o la cosa usada como dinero debe servir como patrón para calcular los precios de los servicios o bienes que se intercambiarán; los usuarios de bitcoins pueden expresar fácilmente el valor de sus bienes,

Dado que cualquier cosa (monedas, cheques) utilizada como dinero conserva su valor, se puede usar para intercambiar bienes o servicios en el largo plazo. El Bitcoin tienen también esta cualidad y puede servir para ahorrar e impulsar las operaciones comerciales.

 

Las autoridades monetarias y el Bitcoin en México

La primera casa de cambio en México que acepta Bitcoin fue establecida en abril de 2014 y desde entonces permite comprar y vender esta moneda además de aceptar pagos.

Aproximadamente un mes antes de la creación de esa casa de cambio de bitcoins, el Banco de México (Banxico) emitió un comunicado donde afirma que “Estos activos (los bitcoin) son mecanismos de almacenamiento e intercambio de información electrónica sin respaldo de institución alguna, por lo que no son una moneda de curso legal. El marco jurídico vigente tampoco los reconoce como medio de cambio oficial ni como depósito de valor u otra forma de inversión.”

Un mes después la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) advirtió en un comunicado, el 7 de abril de 2014, que “cualquier persona o comercio que utilice o acepte algún tipo de moneda virtual como forma de pago, lo hace bajo su propio riesgo y responsabilidad, ya que el uso de estos activos supone una elevada volatilidad y posibles pérdidas monetarias”.

Aunque el Bitcoin no está prohibido en México–como informó erróneamente El Universal– estas dos posturas son las únicas oficiales que el gobierno mexicano ha fijado frente al uso de Bitcoin en México y desde entonces están por cumplirse tres años que en Internet son muchísimo tiempo.

Infografía que muestra porque el Bitcoin es dinero

Infografía tomada de la revista Central municipal: https://goo.gl/8zQnXq

 

Proyectos con bitcoins en otros países

A diferencia de México, otros países están tomando con toda seriedad al Bitcoin, por ejemplo, el Instituto para el Desarrollo e Investigación en Tecnología Bancaria de India publicó un white paper, el pasado 5 de enero de 2017,  llamado Applications of blockchain technology to banking and financial sector in India en el que se incluye una investigación minuciosa sobre blockchain (el libro de cuentas de las transacciones con Bitcoin) y todo lo que puede hacerse con él, además el documento propone utilizar esta tecnología en ese país, sobre todo en la banca, los seguros y las finanzas.

Otro caso es Japón, cuyo gobierno aprobó, en abril de 2016, varias leyes que regulan la integración de monedas digitales como el Bitcoin, al sistema bancario  de ese país. Estas regulaciones harán que todos los intercambios hechos con Bitcoin deberán utilizar estándares que forman parte de las normas Know Your Customer (Conozca a su cliente, o KYC de acuerdo con sus iniciales en inglés) y Anti-Money Laundering (Contra el Lavado de Dinero o AML).

Mientras eso ocurre en esos dos países cuya importancia como parte del orden económico internacional no puede ser subestimada, en México las autoridades monetarias continúan guardando un silencio extraño dadas las circunstancias dadas por la toma de posesión del próximo presidente de Estados Unidos que es hostil a México.

 

¿Usar bitcoins para remesas desde Estados Unidos?

El gobierno mexicano mantiene una actitud pasiva respecto al próximo cambio de gobierno en Estados Unidos en enero de 2017, no solamente en el terreno político sino en el económico también porque México recibe el 23% de las remesas enviadas desde EEUU hacia Latinoamérica (de acuerdo con el diario El país), que dicho sea de paso es la más  la más grande entre todos los países de la región (Guatemala y República Dominicana ocupan el segundo y tercer lugares).

En efecto, en 2015 México recibió 24 mil millones de dólares en remesas, cifra que es la segunda cantidad en divisas, pues la primera es la Inversión Extranjera Directa; además ese dinero es usado por las familias para cubrir necesidades básicas como educación y salud, por lo que una obstrucción de estos envíos golpearía sobre todo a los sectores más pobres de la sociedad mexicana.

Nadie puede negar que México vive tiempos inciertos, que no sabemos el tamaño del impacto que tendrá un nuevo gobierno estadounidense cuyo presidente es claramente hostil hacia México, así que ¿por qué el gobierno mexicano no está tomando precauciones para proteger a su población? Aceptar y regular el uso de Bitcoin sería una medida que podría ayudar mucho a enfrentar la tormenta que se anuncia en el horizonte.

Este artículo fue publicado primero en: