La ley Fintech podría reducir los riesgos de usar Bitcoin en México

La ley Fintech y Bitcoin en México


Ley fintech se le llama a la reglamentación para normar las Instituciones de Tecnología Financiera, llamadas Fintech. La revista uGob publicó un artículo mío sobre este tema en su edición de julio de 2018, se los comparto a continuación.

El pasado 1 de marzo de 2018, la Cámara de Diputados aprobó, por 286 votos a favor, 3 en contra y 63 abstenciones, la Ley para regular las Instituciones de Tecnología Financiera, la cual tiene aspectos innovadores, según afirman especialistas, y podría ayudar a convertir a México en un país líder en Fintech.

La Ley Fintech, como se le conoce comúnmente a esta nueva norma, fue creada para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, llamadas Fintech, que operan con criptomonedas, no con las monedas virtuales en sí mismas ni a la utilización de las misma entre particulares, en otras palabras, tú podrás seguir comprando o vendiendo estas divisas virtuales.

En la misma Ley se establece que el Banco de México (Banxico) deberá regular el uso de criptomonedas en las Instituciones de Tecnología Financiera, por lo que les autorizará el uso de estas monedas virtuales a las casas de cambio, en tanto que aquellas que las manejen sin autorización serán sancionadas con multas de 30 mil a 150 mil Unidades de Medida y Actualización (UMA) —cada UMA equivale a 80.60 pesos.

Una de las aportaciones de esta Ley es la definición de “activo virtual”, pues en el Artículo 30 se le define así: “se considera activo virtual la representación de valor registrada electrónicamente y utilizada entre el público como medio de pago para todo tipo de actos jurídicos y cuya transferencia únicamente puede llevarse a cabo a través de medios electrónicos. En ningún caso se entenderá como activo virtual la moneda de curso legal en territorio nacional, las divisas ni cualquier otro activo denominado en moneda de curso legal o en divisas”.

¿Qué es el Bitcoin?

La palabra Bitcoin es cada vez más mencionada, a diario se publica información acerca de las fluctuaciones de su valor y los conflictos que provoca esta criptomoneda en las entidades financieras de los países donde se utiliza.

El Bitcoin apareció en 2009 cuando una o varias personas con el seudónimo de Satoshi Nakamoto lanzaron una nueva moneda electrónica con la que sólo pueden realizarse operaciones financieras dentro de internet.

Al referirse a Bitcoin se menciona ya sea a la moneda virtual, así como al protocolo y a la red P2P en la que se apoya. A diferencias de los billetes y las monedas que utilizamos, los Bitcoin son una divisa virtual e intangible, aunque pueden utilizarse como medio de pago —entre quienes lo aceptan e intercambian— de la misma forma que el dinero común.

El Bitcoin puede utilizarse de manera muy parecida al dinero que guardamos en el banco: aumentan o disminuyen en nuestra cuenta personal según realicemos ingresos o gastos, sin embargo, no es fácil convertirlos en pesos, como ocurre cuando retiramos dinero de un cajero automático.

¿Cómo funciona el Bitcoin?

El Bitcoin se mueve en una plataforma de libre acceso a la que podemos tener acceso, para ello se necesita generar una cartera electrónica (wallet) e integrarse a las comunidades virtuales donde se relacionan quienes venden y compran esas criptomonedas. La segunda opción es buscar plataformas digitales de intercambio de esa divisa virtual, la cuales trabajan bajo el cobro de comisión sobre un porcentaje del monto de la transacción con, por ejemplo, bitcoins, y de esa manera facilitan a sus usuarios el ingreso al mercado de criptodivisas.

Otra característica de las criptomonedas es que no necesitan de un control central, no existe un repositorio central de información, no tiene una administración centralizada (a diferencia de los bancos tradicionales, entre ellos Banxico), por lo tanto, no tienen un punto central vulnerable.

Las criptomonedas no son respaldadas por ningún banco central o gobierno, por lo que no tienen seguridad jurídica como la conocemos, sin embargo, funcionan mediante Blockchain (llamado también cadena de bloques) que es un sistema de registro en línea que equivale a un libro de contabilidad para anotar operaciones de compra-venta o cualquier otra transacción, incluyendo contratos de todo tipo. Ese sistema para registrar operaciones sólo puede modificarse con el consenso de todos quienes participan en él, por lo tanto, no puede falsificarse o violarse.

¿Cómo iniciar con Bitcoin?

Quien decida manejar Bitcoin por cuenta propia deberá ingresar al sitio blockchain.com y crear una wallet, la que servirá como cartera de los bitcoins, al mismo tiempo que será la cuenta con la que se llevarán a cabo las transacciones con la moneda digital.

Después de este primer paso, es necesario ponerse en contacto con alguien que posea bitcoins y comprárselos. De ser aceptada se debe establecer entre las partes el método de pago y realizar la transacción. El vendedor deberá realizar la transferencia de la criptomoneda desde su wallet a la del comprador.

La Ley Fintech y las criptomonedas

En México la nueva Ley Fintech obliga a las casas de cambio a proporcionar información a sus clientes interesados en las criptomonedas sobre los riesgos al realizar operaciones; acerca de la volatilidad de estos activos virtuales, así como de los posibles fraudes.

Al mismo tiempo la Ley Fintech establece —en su artículo 31— que “Las ITF que operen con activos virtuales deberán estar en posibilidad de entregar al Cliente respectivo, cuando lo solicite, la cantidad de activos virtuales de que este sea titular, o bien el monto en moneda nacional correspondiente al pago recibido de la enajenación de los activos virtuales que corresponda. Estas operaciones deberán liquidarse en los términos y sujeto a las condiciones que, al efecto, establezca el Banco de México mediante disposiciones de carácter general”.

El Bitcoin es una moneda digital que podría convertirse, por ejemplo, en una alternativa para que las familias mexicanas continúen recibiendo remesas desde Estados Unidos y el gobierno mexicano podría explorar esa posibilidad tal y como el gobierno de, por ejemplo, India lo está haciendo.

Actualmente los mexicanos ya pueden comprar, con bitcoin, pizza en algunas tiendas o incluso comics. El uso de criptomonedas no ha parado de crecer y plantea muchas oportunidades y también riesgos, como toda operación con divisas, los cuales, probablemente podrían disminuir con la nueva Ley Fintech.