Asistentes virtuales, una tendencia que podría reemplazar a los smartphones



En la sección “Dinero en imagen” del periódico Excélsior fue publicado este artículo sobre los asistentes digitales. Los invito a leerlo y a dejarme sus comentarios.

Desde hace algún tiempo ya es posible preguntarle con tu propia voz a tu teléfono dónde hay un restaurante cerca de ti o cómo está el tráfico; esto es posible gracias a los asistentes virtuales desarrollados por AppleMicrosoftAmazonGoogle y próximamente Facebook.

Los asistentes virtuales son “agentes de software” que apoyan a los usuarios de sistemas computacionales, al automatizar y realizar tareas con la mínima interacción hombre- máquina, es decir mediante la voz.

La utilización de estos “ayudantes” avanza y son cada vez más familiares: Cortana, de Microsoft, se usa en el 25% de las búsquedas que se realizan en Windows 10. Si se suman, además, las búsquedas hechas en las plataformas Siri, Alexa y Google, hay 50 mil millones de búsquedas por medio de la voz en todo el mundo, según MindMeld, empresa dedicada a la inteligencia artificial.

asistente virtual Google Home

Los asistentes virtuales apoyan a los usuarios de sistemas computacionales, al automatizar y realizar tareas con la mínima interacción hombre- máquina. Foto: Google

¿Cuáles son los asistentes virtuales más conocidos?

Cortana es el asistente personal desarrollado por Microsoft que puede usarse en computadoras de escritorio y laptops con el sistema operativo Windows 10, los sistemas Xbox y recientemente con un altavoz llamado Invoke fabricado por harman/kardon.

Por su parte, Amazon desarrolló el asistente Alexa que, además de responder preguntas sencillas, permite cerrar puertas o encender luces en casas automatizadas, con una orden verbal. Actualmente, también puede utilizarse en teléfonos “inteligentes” con los sistemas operativos iOS y Android.

Siri, el asistente desarrollado por Apple, quizá uno de los más conocidos, es utilizado por los usuarios de dispositivos iPhone, iPad y computadoras Mac. Siri no puede ser utilizado en otros sistemas operativos; con él, sus usuarios pueden crear notas, obtener definiciones e incluso hacer algunos chistes.

Google desarrolló Google Assistant, que puede utilizar en dispositivos móviles con sistema operativo Android, con él pueden hacerse búsquedas en Internet, abrir aplicaciones, responder preguntas y crear notas. Se prevé que este asistente funcione, en el futuro, con diversos dispositivos: altavoces, televisiones inteligentes, teléfonos e incluso automóviles.

Por su parte, Facebook está trabajando en dos modelos de altavoces “inteligentes” conocidos con los nombres clave “Fiona” y “Aloha”. Los dos dispositivos utilizarían tecnología de reconocimiento de voz gracias a los avances en inteligencia artificial de esa empresa.

No todo lo que brilla es oro…

Sin embargo, todavía falta tiempo para que un asistente virtual llegue a tener la complejidad que muestra la película Her en la que el protagonista se enamora de un sistema operativo informático con el que (debería decir “la” porque la voz del asistente es femenina) sostiene largas e interesantes charlas.

Si bien los asistentes virtuales han sido perfeccionados mucho, al punto de que pueden “entender” varios idiomas, en cambio fracasan en otros campos. Es muy común que sean incapaces de entender correctamente las instrucciones y la mayoría de las veces hay que usar comandos de voz exactos y allí el lenguaje “natural” se termina.

Otras veces no distinguen cuándo estamos realmente hablando con ellos o dirigiéndonos a otra persona y mencionando su nombre en la conversación, en ese momento responden a órdenes que no dimos.

Un primer paso para conseguir la ilusión de estar hablando con una inteligencia es que los asistentes digitales ofrezcan respuestas encadenadas y sean capaces de entender que la conversación no ha terminado. Siri y Assistant, el nuevo asistente virtual de Google, ofrecen ya este servicio. Se puede preguntar, por ejemplo, “¿Quién ganó el partido Real Madrid- Barcelona?” y, a continuación, tras obtener la respuesta, añadir: “¿Quiénes hicieron los goles?”. Los asistentes reconocerán que la segunda pregunta está relacionada con la primera.

Según datos de Global Markets Insights, el mercado de los asistentes virtuales crecerá durante la próxima década a un ritmo del 34 % anual. Por ejemplo, Google, que presentó su inteligencia artificial virtual assistant hace solo poco más de un año, ha comenzado a extender su presencia a los terminales Android equipados con la última versión del sistema operativo y Amazon ha llegado a acuerdos con varios fabricantes de electrónica y telefonía para llevar a Alexa a diversos productos.

Pronto veremos en México asistentes digitales que podrán utilizar mediante un altavoz inteligente y tal vez ocurra lo mismo que en Estados Unidos: sus usuarios prefieren usarlos en vez de sus teléfonos celulares.